fotografía  |  la cierva  |  cuadernos IGtwitter seguir el blog

.
.

1/5/13



A veces en los sueños yo también brotaba de la tierra. No como los niños, pues cómo la pureza en este cuerpo, cómo la blancura si mis manos están negras, pero sí de algún modo como la zarza, como el árbol que perdura tras el fuego. 


1 comentario:

  1. En la realidad que nos encontramos no vemos muchas cosas blancas y puras, tal vez porque la blancura y la pureza estén en las partes invisibles de las zarzas, de los árboles, de las manos...

    Preciosas palabras, precioso blog.

    ResponderEliminar