fotografía  |  la cierva  |  cuadernos IGtwitter seguir el blog

.
.

24/2/13


Aquí en la casa el silencio es el peso de la pluma. Varía el niño la postura, saca el cuerpo de la sábana, ahora la desnudez lo cubre, esta mano anciana que persevera en la caricia. Ríe en la noche, en la claridad de la luna que se vierte, y yo me pregunto hasta cuándo seré el monstruo que lo guarda, hasta cuándo el cuerpo y la sonrisa en esta cama que fue un día de otro y hoy le pertenece.